Skip navigation

Ante las crecientes muestras de intolerancia en las redes sociales, por un número no menor de personas, es que he decidido dar mi opinión -y digo dar mi opinión, me asusta cuando alguien escribe con tal soberbia, como si tuviera la autoridad y la capacidad de decir lo que es verdad. No olvidemos que cualquier opinión por errada o certera que esta sea, no es más que eso, una simple opinión (pero esa es otra entrada). Queda en manos de ustedes, lectores: juzgar-.

hipster_1

Desde hace ya un tiempo he estado leyendo de parte de muchos de mis contactos del feis comentarios negativos dirigidos a un grupo de personas que denominaban “hipsters”; desde los primeros comentarios esta noción ah evolucionado: al principio era una crítica dirigida hacia el modo de vestir que luego derivo hacia un tipo de comportamiento, constituido por comentarios y actitudes hacia determinadas áreas de conocimiento o artes (estoy hablando de cine, literatura, etc.). Lo último que pude leer sobre hipsters era una cuestión de estatus social, que además los definía como una especie de hibridación malograda entre yuppies y hippies.

Con estos datos a la mano se pueden establecer algunas consideraciones: no obstante el término tiene un peso histórico en la contracultura estadounidense, este, actualmente no es usado por un grupo de personas para autodefinirse, por el contrario, se usa para “señalar” con el dedo a aquella persona que gusta de lo que no está de moda, que siente preferencia por lo alternativo y underground.

“Objetivamente” hablando (hay que resaltar las comillas de la tal objetividad), estás actitudes van bien con las personas que empiezan a “conocer el mundo”, que se dan cuenta de que no es solo Hollywood la fuente única de donde emana el cine, de que generalmente las grandes bandas (y las no tan grandes) en sus inicios vomitan su esencia (hay que decir que alegremente no en todos los casos -hay un sin fin de ejemplos pero yo pondría a Radiohead-); y así podríamos prolongar este párrafo indefinidamente.

Si este tipo de actitud la tuviera una persona de mediana edad, que está entrando a la “madurez”, sería totalmente inaceptable; pero resulta que los que son señalados con estos atributos -si bien son también poseedores de una sensibilidad tal que les permite el deleite de las expresiones artísticas en su total amplitud, desde la foto, pasando por el cine hasta llegar a la música y el teatro-, son mayoritariamente chavos.

Detengámonos un momento aquí por favor… si alguno de ustedes tiene una memoria no tan mala, recordará que hace apenas un par de años un amplio grupo de jóvenes, en su mayoría adolescentes, que se autodenominaba (porque no se auto-definia tal cuál, sino por la forma de vestir y cierto tipo de peinado) como Emos.

emo-bob

Este desafortunado grupo de individuos llegó a concentrar todo el resentimiento acumulado de la frustración de ciudadanos que no viven pero tampoco dejan de chingar al prójimo. La red estaba literalmente atascada de comentarios intolerantes hacia un grupo de adolescentes, por que eso es lo que eran, adolescentes que querían tener una identidad con elementos propios. Cosa de lo más normal en la adolescencia, pero el odio generalizado se concretaba en varias palizas que en las plazas de algunas ciudades ya no se

imagespudo contener.

Los argentos hicieron lo propio con los floggers, el caso de Cumbio, la flogger más ilustre, es una muestra (solo que ellos eran la contraparte de los emos, se vestías de colores y además disfrutaban de lo lindo de la vida, hicieron de fotolog su medio favorito de expresión).

Este grupo también fue agredido en varias ocasiones, hay sendos videos de orgullosos odiadores de los floggers, como orgullosos odiadores de Emos hubo en México, que también subían sus videos.

Existe otro grupo de reciente segregación, perdón, de reciente creación: los Chairos , de los que ya no nos va a dar tiempo hablar, pero si a alguien le interesa solo basta teclear este vocablo en youtube y sendos videos de quién los tiene bien identificados,  les explicarán con gran detalle y amenos comentarios, como identificarlos (si es que a alguien le importa hacer eso -seguro habrá quien-).

El uso de las redes sociales por chavitos, y no tan chavos, que quieren usar estos medios como una vía de expresión y exposición de sus ideas, los hace blanco de los que ocupan su vida para odiar a alguien, o de los que se quieren diferenciar de este tipo de grupos, quizás por alguna especie de reclamo, como si intentasen decir ” no mames, yo conocí primero el cine de culto que tu – o la buena música, o el materialismo histórico, en el caso de los chairos ;)-“. Puede ser una especie de reclamo de los rucos de decir “a chingá, si yo aprendí a leer primero” -es una hipótesis, muy aventurada lo reconozco, ni se ofendan, ni me miren así-.

De cualquier modo, aiga sido como aiga sido, a mi en lo personal me tiene sin cuidado lo que tal o cual persona se crea o deje de creerse, lo que no me vale de ninguna manera madre de todas las desgracias de este país, son las expresiones de odio, cualquiera que sea su manifestación.

por eso, les dejo una máxima del buen Paul:

Live and deja de chingar a los demás, ya estuvo bueno de tanto odio, no la mueles.

3264680

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: