Skip navigation

No voy a negar que la ausencia de ti me embriaga. Que paso más tiempo con tu recuerdo que conmigo mismo.

Y que prefiero una plática a tu lado, sin tocarte, aun cuando esa plática esté dentro mío.

No lo pienso negar, que te extraño, que me alimenta más el recuerdo de tu aroma, que el alimento diario.

No pienso decir nada en mi defensa, estoy desarmado, no me importa más tener una postura que defender el derecho a recordarte.

No estoy pidiendo nada a nadie, no necesito cosa alguna, simplemente no quisiera dejar de tocar los recuerdos, que ahora constituyen tu presencia en mi vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: